Ataque de Pieter van der Does, 1599

El ataque del corsario

En febrero de 1599 los puertos castellanos quedan cerrados a todo comercio con los holandeses; ante tal situación, y a fin de romper el bloqueo, Holanda crea una flota destinada a cortar las comunicaciones entre España y sus territorios ultramarinos, atacando y capturando cuantos barcos españoles se pusieran a su alcance.

La armada creada mayo de 1599 por los Estados Generales de los Paises Bajos, se componía de 74 buques de guerra comandadas por Pieter van der Does (Leiden, 1562 – Santo Tomé, 1599) al mando de la nave Orangieboom, con un total de soldados que oscilaban entre los 8 y 9.000 hombres.

Tan importante armada zarpó del puerto de Flesinga en los Países Bajos, el 28 de mayo de 1599, dirigiéndose hacia el sur. La Coruña y Cádiz eran los primeros objetivos, pero dado que estaban sobre aviso y preparadas para el ataque, la armada continuó hacia Canarias.

Casi un mes después de zarpar, el 25 de junio, la armada llegó a Gran Canaria, recalando en la bahía de las Isletas. Tras bombardear el Castillo de La Luz y la costa, se inician sucesivos intentos de desembarco, que resultaron infructuosos. Por último, consiguen desembarcar a la altura actual del parque de Santa Catalina, provocando el repliegue de los canarios hacia las murallas de la ciudad.

Durante los días 26 y 27 de junio se inicia el asedio a la ciudad que es defendida desde la muralla de Triana, la fortaleza de Santa Ana y el cerro de San Francisco. El día 28 con apoyo el de los cañones, la ciudad cae a manos de los corsarios holandeses.

El 8 de julio de 1599 la armada de Pieter van der Does abandona la Isleta con casi un millar bajas. Tras la marcha queda una ciudad destruida que tardó más de un siglo en continuar su crecimiento natural expandiéndose más allá de sus primeras murallas.


Imágenes
Foto