Los viajeros ingleses del siglo XIX y la imagen romántica de Gran Canaria

Los viajeros ingleses

La mirada romántica sobre el paisaje, encontró en los viajeros ingleses del siglo XIX un amplio espacio, tanto para reflejar la turbación y la violencia de la tormenta, como la placidez de la ruina clásica que se deja entrever tras la vegetación.

Los viajeros ingleses, ávidos por descubrir el pintoresquismo en los modos de vida y los paisajes más ajenos a su realidad, acuñaron la iconografía romántica de las Islas.  Sus textos literarios y grabados mostraron al mundo las bondades de los paisajes del Archipiélago, envueltos siempre de esa desdibujada sensación de imperturbabilidad.

En los grabados de Williams que posee el museo, las vistas de Gran Canaria alternan el paisajismo de una geografía sin domesticar, con  imágenes donde la presencia urbana surge de modo casual y armónico. Personas, costumbres, ciudades y naturaleza se muestran a través de estos viajeros con una mirada complaciente, que pretende poner en valor el reconocimiento de la diferencia, una diferencia que también era desigualdad y que muchas veces era distancia,  y no solo geográfica, en cualquier caso estas miradas no falsearon realidades sino que las eligieron.

Por último no podemos hablar de J. J. Williams sin ponerlo en relación con las ilustraciones que realizó para la monumental obra del naturalista francés  Sabin Berthelot, la Historia Natural de las Islas Canarias (1836 – 1850), que sin lugar a dudas es un hito de obligada referencia en la literatura científica sobre Canarias.


Imágenes
Foto