El Salón de Actos

El salón de actos presenta unas características arquitectónicas muy acentuadas, como sus artesonados y carpinterías en madera de tea antigua o la cantería que cubre el cabecero de la sala. Estas particularidades, supusieron un gran reto de adaptación del espacio arquitectónico a las nuevas necesidades de polivalencia.

La reforma acometida en el año 2002, persiguió dotar a esta sala de los nuevos equipamientos en materia audiovisual, sin por ello alterar su fisonomía arquitectónica. La introducción de mobiliario contemporáneo, ha incrementado la confortabilidad y el aforo, a la vez que ha supuesto un contrapunto estético enriquecedor.