Un retrato de Tomás Bosch y Sastre inaugura una serie dentro de la actividad ‘Miradas a la colección’ que destaca a los protagonistas de la Isla

10 may 2017

La Casa de Colón acoge este jueves, día 11 de mayo, a las 19.00 horas, la primera entrega del año del ciclo ‘Miradas a la Colección’, protagonizada en esta ocasión por el retrato del naviero Tomás Bosch y Sastre, que realizara en 1898 el artista catalán Cristofol Montserrat Jorba.

Con esta pieza perteneciente a los ricos fondos artísticos que custodia la Casa de Colón se inaugura la sección denominada ‘Protagonistas de la Isla’, con la que el mencionado museo del Cabildo grancanario nos irá descubriendo una variada selección de importantes personajes que tuvieron en su época una importancia trascendental en el progreso social y cultural de Gran Canaria.

La Casa de Colón cuenta con una amplia galería de retratos de personajes ilustres. En este caso se trata de la efigie de un personaje con una biografía muy ligada al desarrollo de la actividad portuaria y patriarca de una familia profundamente enraizada en nuestra isla.

La visita guiada gratuita y explicación del cuadro de Tomás Bosch y Sastre estará dirigida por el historiador del Arte y bibliotecario de El Museo Canario, Juan Gómez-Pamo Guerra del Río.

Como señala Gómez-Pamo, “la presencia en los fondos de la Casa de Colón de un óleo con la imagen del naviero Tomás Bosch y Sastre, ofrece la oportunidad de realizar un acercamiento tanto a la obra del artista catalán Cristòfol Monserrat Jorba, uno de los retratistas más acreditados en Barcelona durante el reinado de Alfonso XIII, como a la trayectoria vital y profesional de Tomás Bosch (1830-1896), mallorquín que establece en Las Palmas la sede de una casa de comercio y una flota naviera con actividad entre la Europa Mediterránea, el Norte de África y América”.

El cuadro en cuestión se trata de un óleo sobre papel fotográfico, adherido a lienzo, realizado en 1898. Montserrat Jorba, como pintor de retratos, fue conocidísimo y prestigioso. Su estilo, sin pertenecer a una tendencia determinada, era de un discreto naturalismo, de ajustadas entonaciones y fiel observador de los detalles. Su obra es numerosísima y aparece en todas las antiguas instituciones de Barcelona.

Pintó varios retratos del rey Alfonso XIII y a la mayor parte de los personajes de la alta sociedad barcelonesa, junto a personas de renombre como: obispos, generales, gobernadores, magistrados, rectores de la universidad, etcétera.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto