La muestra ‘Rubens de la Academia' se clausura con una conferencia sobre la importancia artística del Marqués de Leganés durante el reinado de Felipe IV

28 may 2015

El lunes, día 1 de junio, a las 20.00 horas, el conservador de pintura flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional de El Prado, José Juan Pérez Preciado, pronunciará en la Casa de Colón la conferencia titulada ‘El marqués de Leganés, servidor del Rey y amigo de Rubens', impulsada con motivo de la clausura de la muestra ‘Rubens de la Academia', que desde el pasado mes de abril ha venido exhibiéndose en el citado museo, dependiente del área de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Gran Canaria.

En su conferencia, Pérez Preciado se referirá a la relevancia que el político y militar Diego Mesía y Guzmán tuvo en el siglo XVII como cortesano de Felipe IV, a quien sirvió como soldado, diplomático y consejero artístico. Amigo de Rubens, el marqués de Leganés tuvo una gran importancia en el ámbito artístico, llegando a reunir la más grande colección privada del momento en España, con más de 1.300 piezas.

La intervención del conservador de pintura flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional de El Prado de Madrid servirá para poner el foco sobre la afición del Marqués de Leganés por atesorar pinturas así como sobre la fuerte relación que mantuvo con el pintor Pedro Pablo Rubens (se cuenta que el artista lo calificó como "uno de los mejores conocedores de arte que hay en el mundo").

No en vano, el político y militar poseyó algunas de las más afamadas composiciones del más grande artista del momento.

Desde 1630 hasta 1642, su colección pasó de treinta lienzos a más de mil doscientos. Aunque su relevancia residía fundamentalmente en la reunión de obras de artistas contemporáneos que se encontraban en la cumbre de su carrera, especialmente flamencos, como el mencionado Rubens, quien realizó para Leganés la pareja de cuadros de altar de La Anunciación (Rubenshuis, Amberes) y de la Inmaculada Concepción (Museo del Prado, Madrid), o Anton van Dyck, quien retrató al marqués (Fundación Banco Santander, Madrid) y a su esposa, Polixena Spínola (Museo del Prado, Madrid).

Su colección permaneció prácticamente indivisa durante los siglos XVII y XVIII, pasando de manos del tercer marqués de Leganés, muerto éste en 1711 sin descendencia, a los condes de Altamira, en cuya posesión se mantuvo hasta la ruina de esta casa a principios del siglo XIX.

En 1833 el resto de la colección fue subastada públicamente. Sin embargo, las obras que actualmente pueden disfrutarse en el Museo del Prado son fruto de los muchos regalos que Leganés hizo a Felipe IV y que pasaron a engrosar la colección real.

José Juan Pérez Preciado, que también es doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, fundamentará el contenido de su conferencia en su tesis doctoral sobre el Marqués de Leganés y su afición por las artes, defendida en 2009.

Actualmente es conservador adjunto del Área Flamenca y Escuelas del Norte en el Museo Nacional del Prado y autor varios libros y artículos, especialmente en el campo del coleccionismo y la pintura flamenca de los siglos XV al XVII. Es además comisario institucional de la exposición que sobre el pintor flamenco Rogier van der Weyden se celebra actualmente en el Museo del Prado.

Hay que recordar que la muestra denominada ‘Rubens de la Academia' que se clausura el lunes en la Casa de Colón, ha permitido por vez primera en Canarias la exhibición de tres obras del maestro barroco pertenecientes a la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. ‘San Agustín entre Cristo y la Virgen' y los dibujos ‘Pequeño Juicio Final' y ‘Tarquino', son las piezas de Rubens que han conformado esta muestra que ha contado con la colaboración de La Obra Social La Caixa.

La muestra se ha enmarcado en el convenio establecido este mismo año entre el Cabildo de Gran Canaria y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando - considerada como la segunda pinacoteca del país después del Museo de El Prado-, para el préstamo y exhibición regular en la isla, de obras de grandes maestros de la Historia del Arte. Esta iniciativa ya ha permitido el disfrute de importantes piezas de El Greco, con la muestra titulada ‘El Greco: Oro y Tinieblas', que visitaron 12.478 personas.

 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
El conservador de pintura flamenca del Museo del Prado José Pérez Preciado