La Casa de Colón inaugura una exposición que revisa la presencia del paisaje en la tradición artística canaria

18 jun 2015

Este jueves, a las 20.00 horas, se inaugura la exposición ‘El paisaje en la colección de la Casa de Colón', una interesante muestra que reúne una cuidada y amplia selección de piezas pertenecientes a los fondos del museo americanista y realizadas por diversos artistas desde finales del siglo XIX a los años 70 del siglo pasado.

En concreto, por 22 creadores (desde Felipe Poggi Borsotto a Manolo Ruiz, pasando por Francisco Bonnín Guerín, Nicolás Massieu y Matos, Santiago Santana o Antonio Padrón) que, durante algún momento de su carrera, abordaron el paisaje como género artístico, ofreciendo nuevas claves, planteamientos inéditos en el contexto artístico canario.

Pero la muestra, que permanecerá abierta hasta el próximo 31 de agosto y ha sido presentada por el coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo, Larry Álvarez, y la directora de la Casa de Colón, Elena Acosta, no sólo revisa la vitalidad de la que ha gozado el paisaje a lo largo de la historia del arte canario, sino que descubre a la ciudadanía buena parte de las notables joyas que se custodian y conservan actualmente en los fondos de la Casa de Colón.

Los 22 creadores representados son Felipe Poggi Borsotto, Nicolás Massieu y Falcón, Juan Rodríguez Botas y Ghirlanda, Pedro Borrell Bertrán, Darío de Regoyos, Francisco Suárez León, Cirilo Suárez, Nicolás Massieu y Matos, Tomas Gómez Bosch, Juan Carló, Francisco Bonnín Guerín, Manuel López Ruiz, Antonio García, José Aguiar, Juan Guillermo, Francisco Arias, Yvonne Guégan, Antonio Padrón, Manuel Ruiz, Francisco Concepción, Santiago Santana y Vinicio Marcos Trujillo.

Según el comisario de la exposición ‘El paisaje en la colección de la Casa de Colón', Javier Pueyo, la muestra ofrece al visitante "la posibilidad de reflexionar sobre la naturaleza cultural del paisaje en un conjunto de importantes obras, cuyas estéticas van desde las visiones más naturalista-realista, a la síntesis más geométrica pasando por la luz del posimpresionismo".

Como señala Pueyo, "el paisaje como género artístico ha tardado en ser una realidad contundente. En principio, no era un género puro dentro de la Historia del Arte, se le consideraba una mera excusa o anécdota dentro de otros. Pero bien es cierto, como podemos apreciar en la exposición, que ningún género mejor que este para poder percibir como el arte, se adentra en nuevas formas de dicción, nuevas expresividades y planteamientos inéditos hasta el momento".

De 1893 es la obra de Felipe Poggi Borsotto (1836-1913) que, con una mirada idílica, adentra al público en la Caldera de Taburiente. De Nicolás Massieu y Falcón (1853-1934) podemos observar dos obras, una pequeña marina con la mar desatada, donde el protagonismo de la pincelada sobre el dibujo es evidente, y una visión de Venecia -fruto de su periplo y estancia italiana-, más amable y costumbrista, que sirve para presentar un extraordinario conjunto de obras de pequeño formato de Juan Rodríguez Botas y Ghirlanda (1882-1917) pintadas durante una de sus escalas en el país transalpino.

Pedro Borrell Bertran (1905-1950) crea composiciones de carácter realista tremendamente lumínicas, que contrastan con las elaboradas por Darío de Regoyos (1857-1913), en las que mezcla los efectos del progreso industrial y técnico con la naturaleza que los soporta, centrándose en una audaz representación de los fenómenos lumínicos y atmosféricos. Francisco Suárez León (1865-1934) se revela como un minucioso observador de la realidad costera, urbana y rural de Las Palmas de Gran Canaria, mientras que su hijo, Cirilo Suárez (1903-1990), deriva hacia un realismo más regionalista.

Francisco Bonnín Guerín (1874-1963), denominado el creador de la luz de Tenerife con sus afamadas acuarelas del Teide, y el gaditano Manuel López Ruiz (1872-1960), con sus reconocibles marinas, recogen el interés de una burguesía canaria que comienza a demandar un determinado tipo de arte, una mirada concreta, el paisaje isleño.

Según Javier Pueyo, "habría que esperar a la creación de la Escuela Luján Pérez para que el paisaje dejara de ser incontestable, para que comenzase a ser sentido". De Juan Carló (1876-1927), director de la Escuela de 1918 hasta 1927, se expone en la muestra ‘El jardín de la Escuela Luján Pérez', un óleo de 1920 en el que se condensan aires europeos, de Monet y Cezanne, a Rusiñol, así como la paleta del propio Darío de Regoyos.

De Nicolás Massieu y Matos (1876-1954), el pintor de Gran Canaria, un rezagado impresonista, que se interesa por las variaciones lumínicas y cromáticas que se suceden a lo largo del día, podemos ver en ‘La Trilla', obra de 1909, o ‘Almendros en Tejeda', de 1948. De José Aguiar (1895-1976) y de Juan Guillermo (1916-1968), podemos apreciar dos obras alejadas de la luz de Canarias, fruto de sus estancias académicas y profesionales en la Península.

De Antonio Padrón (1920-1968) se exhiben las obras ‘Cenobio' y ‘Cañas', y de Manolo Ruiz (nacido en 1944) la pieza ‘Paisaje del sur', de 1971. De Santiago Santana (1909-1996), se confrontan dos visiones urbanas, una de 1929 y otra de 1975. En la primera, las enseñanzas de la Escuela Luján Pérez están patentes, el Risco de San Bernardo se despliega desde lo alto de su muralla, con una figura femenina portando un cántaro en la cabeza que gana casi todo nuestro interés. En la segunda, realizada casi 45 años después, la estilización formal y una meticulosa geometría interna dominan la composición y el Risco se transforma mediante una luz pura, ingenua, terriblemente bella.

Del pintor Vinicio Marcos (1920-2013) se expone la pieza ‘Charcas: La Laja' de 1967 y, por último, el palmero Francisco Concepción (1930-2006) vuelve a recalcar, con el cuadro titulado ‘La caldera de Taburiente', un óleo de 1980, la belleza del paisaje insular condensado en esta brillante selección.   

La exposición ‘El paisaje en la colección de la Casa de Colón' permanecerá abierta en la Casa de Colón hasta el 31 de agosto, pudiendo visitarse de forma gratuita, de lunes a viernes, de 10.00 a 21.00 horas; los sábados, de 10.00 a 18.00 horas y los domingos y festivos, de 10.00 a 15.00 horas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
De izda a dcha, Elena Acosta, Larry Álvarez y Javier Pueyo
Foto
Paisaje de Santiago Santana
Foto
Paisaje de Azuaje de Nicolás Massieu