La Casa de Colón celebra la tradición mexicana del Día de Muertos con un altar dedicado a Frida Kahlo y un taller familiar

31 oct 2017

La Casa de Colón lleva de la mano al público familiar y escolar por otro modo de ‘vivir la muerte’ con un taller basado en la tradición mexicana del Día de Muertos. El sábado, 4 de noviembre, a partir de las 12.00 horas, se celebrará una sesión especial para familias con inscripción previa. Además, ya puede visitarse de manera libre y gratuita el Altar de Muertos, dedicado este año a Frida Kahlo e instalado en el patio del museo en colaboración con la Asociación Azteca de Mexicanos en Canarias.

Las familias interesadas en participar en el taller del sábado deben inscribirse llamando al teléfono 928 312 373 o escribiendo a la dirección de correo electrónico casacolon@grancanaria.com.

La actividad incluye una visita guiada a la cripta de esta casa-museo del Cabildo     –espacio donde se exhiben los fondos de la arqueología precolombina- para realizar un primer acercamiento a la muerte en las sociedades mesoamericanas. Luego tomará el protagonismo el Altar de Muertos con una explicación sobre los elementos que lo integran. Cada niño y niña, además, se llevará a casa una máscara colorida y cadavérica que habrá elaborado con sus propias manos.

Este taller del sábado finalizará con una visita guiada a la exposición temporal ‘Frida. Mole, chocolate y tequila’, obra de la artista Julia Crespo Freijo, una residente en Las Palmas de Gran Canaria natural de Ciudad de México que rinde un homenaje al icono cuando se cumplen 110 años de su nacimiento. La muestra permanecerá abierta hasta el 12 de noviembre.

Esta iniciativa se suma a un mes de noviembre ‘de muerte’ que incluye un programa de visitas guiadas para centros educativos alrededor de la tradición mexicana de los difuntos.

De cara al público en general, el Altar de Muertos permanecerá expuesto hasta el 30 de noviembre de lunes a viernes entre las 10.00 y las 21.00 horas, los sábados entre las 10.00 y las 18.00 horas y los domingos y festivos entre las 10.00 y las 15.00 horas. La Casa de Colón da continuidad así al altar que en años anteriores ha estado dedicado a figuras como Octavio Paz, Mario Benedetti, Eduardo Galeano o el cantante Juan Gabriel, entre otras celebridades.

Una tradición de raíces milenarias

La tradición mexicana del Día de Muertos, que se celebra el 1 y 2 de noviembre, tiene su origen en diversas culturas prehispánicas de Mesoamérica. Los pueblos maya, mexica, purépecha, nahua, totonaca y otros ya lo celebraban, por lo que se trata de una costumbre que tiene más de 3.000 años de antigüedad.

En esa época tenía lugar en agosto, coincidiendo con el final de la cosecha de maíz, calabaza y fríjol, productos que formaban parte de la ofrenda. Con la llegada del catolicismo a México, estas tradiciones se fusionaron con la celebración del Día de Todos los Santos y de los Difuntos. En la actualidad se celebra en todo México, contando con algunas particularidades según el Estado del país.

Se cree que en estos días las almas de los familiares fallecidos visitan a sus parientes vivos, nutriéndose con los alimentos que se les ofrece en los altares hogareños. Las ofrendas que se les hacen les permiten gozar de nuevos de los placeres terrenales, por lo que en el altar están presentes sus bebidas y comidas favoritas. Esta tradición ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2003.

 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
Carlos Ruiz, Elena Acosta y Oswaldo Guerra junto al 'Altar de Muertos' en el patio de la Casa de Colón.
Foto
Visión general del 'Altar de Muertos' en el patio de la Casa de Colón.
Foto
Detalle del 'Altar de Muertos' de la Casa de Colón.