UNA MESA REDONDA RECUERDA LA APORTACIÓN CULTURAL DE LA ACTRIZ PAQUITA MESA A LA CIUDAD DE LA DÉCADA DE LOS CUARENTA DE LA PASADA CENTURIA

23 abr 2013

Este miércoles, día 24 de abril, a las 20.00 horas, tendrá lugar en la Casa de Colón, una mesa redonda en la que se repasará la vida de la actriz canaria Paquita Mesa de Christensen (1931-1997), con motivo de los actos impulsados con ocasión del centenario de su nacimiento. Nicolás Díaz Saavedra, Manuel González Ortega, Miguel Guerra García de Celis, Isidoro Santana e Isabel Torón Macario serán los participantes en esta mesa redonda que pretende acercar al público la personalidad y espíritu de la mencionada artista cuya actividad se desarrolla en el marco de la Sociedad de Amigos del Arte Néstor de la Torre fundamentalmente durante la década de los 4º y 50 de la pasada centuria.

La profesora y cantante María Isabel Torón, una de las entusiastas impulsoras del programa de actos que tiene lugar estos días con motivo de dicho centenario, subraya que la Sociedad de Amigos del Arte Néstor de la Torre desarrolló “una importante y notable actividad sin medios económicos y con miembros que tenían ideas políticas distintas; en su seno había gente de falange, republicanos, socialistas... pero siempre el respeto reinó por amor al arte, a la música y a la ciudad”, comenta Torón. Pancho Guerra, Juan Rodríguez Doreste, Néstor Álamo, Plácido Fleitas y Víctor Doreste, entre otros, participaron de este proyecto junto a Paquita Mesa.

Los montajes en los que tomó parte Paquita Mesa abarcaron todos los géneros –teatro, ópera, revista, zarzuela, piezas costumbristas y recitales poéticos– enrolándose en ellos creadores de la época, incluidos artistas de la Escuela Luján Pérez como Felo Monzón o Santiago Santana.  Mesa estrenó ‘La sirena varada’, el primer Alejandro Casona que se estrenaría en Canarias en 1936 y, en plena Guerra Civil, se atrevió con ‘Bodas de Sangre’ de Lorca  o ‘La voz humana’ de Cocteau. También estrenó ‘Soyons Gais’ (1935), ‘Boo Hoo’ (1938) y ‘Ti-pi-tín’ (1939) tanto en Las Palmas de Gran Canaria como en Santa Cruz de Tenerife con éxito de público y crítica.

Paquita Mesa fue una mujer dotada de grandes facultades artísticas. Brilló en multitud de facetas como actriz, recitadora y escenógrafa, desarrollando en algunos de los espacios culturales de la época su arte generoso. Abandonó la Isla a finales de 1940 para trasladarse a Barcelona, donde su casa se convierte en centro de todo el canario que visitaba la ciudad. Sus dotes artísticas las continuó en conjunto con el mundo de la moda. Al final de su vida recibió el título honorífico de Hija Predilecta de la Ciudad, pero por desgracia no pudo recogerlo en persona, por haber fallecido un mes antes en Madrid.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto