SE INAUGURA EN LA CASA DE COLÓN UNA EXPOSICIÓN TEMPORAL CON LAS PIEZAS DE ERA DE MOTA

08 oct 2013

Hasta septiembre de 2014, la Casa de Colón acoge la exposición temporal de las famosas piezas flamencas de Era de Mota, procedentes de  Valsequillo. La muestra ha sido presentada este martes por el coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Gran Canaria, Larry Álvarez, y el alcalde de la localidad, Francisco Atta, horas antes de la inauguración en el museo americanista de las jornadas ‘Azúcar y mecenazgo en Gran Canaria. El oro de las Islas. Siglos XV y XVI’.

La exposición trae a la capital grancanaria este grupo de esculturas del siglo XVI. Así, las piezas del Oratorio de Nuestra Señora de la Salud (Santa Lucía, Santa Catalina de Alejandría, Santa Clara de Asís, San Bernardo y Santiago el Mayor) podrán verse, junto a la colección permanente de la Casa de Colón, gracias a un acuerdo alcanzado entre Cabildo y Ayuntamiento.

La inauguración coincide, además, con el arranque, este miércoles, a las 11.00 horas, de las jornadas ‘Azúcar y mecenazgo en Gran Canaria. El oro de las Islas. Siglos XV y XVI’, organizadas por el Cabildo a través de la Consejería de Presidencia, Cultura y Nuevas Tecnologías.  Del 9 al 11 de octubre, participarán en ellas doctores de las Universidades de Las Palmas de Gran Canaria y de La Laguna (Ana Viña, Manuela Ronquillo, María de los Reyes Hernández, Cristóbal Corrales, Dolores Corbella, Manuel Lobo y Mariano Gambín); el especialista John Everaert, de la Universidad belga de Gante; el conservador Matías Díaz Padrón y los arqueólogos Valentín Barroso y Consuelo Marrero (Arqueocanaria). Las jornadas se clausurarán con una visita, el viernes, al ingenio azucarero de finales del siglo XV en Agaete.

“Esta iniciativa busca poner el foco sobre un período interesantísimo de nuestra historia, que tuvo entre sus fenómenos más destacados un desarrollo cultural sin precedentes gracias al mecenazgo por parte de los grandes señores del azúcar quienes, con sus ganancias, encargaron algunas de las piezas más valiosas de nuestro patrimonio histórico-artístico, como son las esculturas de Era de Mota que, durante un año, mostraremos en nuestro museo más visitado”, según Larry Álvarez.

En efecto, los castellanos tenían claro que el azúcar estaba llamada a ser el oro de Canarias, por lo que plantaron cañas antes incluso de repartirse oficialmente las tierras. La economía de las islas, y en particular la de Gran Canaria, se organizó alrededor de este producto y, en poco tiempo, proliferaron los ingenios y se produjo la llegada de arte europeo de calidad costeado por sus propietarios, cuestiones todas ellas que serán abordadas en el desarrollo de las jornadas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto