LAS CONCLUSIONES DEL COLOQUIO DE HISTORIA CANARIO-AMERICANA DEMANDAN LA CREACIÓN DE UN MUSEO DE LA CIUDAD Y MAYOR SENSIBILIDAD DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS HACIA EL IMPACTO DE LAS POLÍTICAS TERRITORIALES

25 oct 2010

La Secretaría de la XIX edición del Coloquio de Historia Canario-Americana que organiza la Casa de Colón, comunicó en la mañana de hoy viernes, día 22 de octubre, las conclusiones que cada uno de los responsables de las siete áreas de trabajo alrededor de las que ha pivotado el programa de la mencionada cita, adelantaron a modo de valoración general sobre el desarrollo de este evento que durante cinco días ha reunido en el citado centro americanista a más de un centenar de estudiosos e historiadores de quince nacionalidades distintas. Antes de la lectura de la conferencia de clausura que protagonizó el historiador e hispanista francés Joseph Pérez, la directora de la Casa de Colón y secretaria del coloquio, Elena Acosta, dio lectura al pliego de conclusiones elaborado por los coordinadores en el seno de cada una de las secciones de trabajo.

En una de las más significativas demandas recogidas en las conclusiones elaboradas por los responsables del seminario Pasado y presente de las ciudades atlánticas, se formula un llamamiento a las autoridades de la Isla para que consideren la posibilidad de “la creación de un museo de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, que sirva de escaparate a los visitantes y permita un más profundo conocimiento a los canarios de la historia de su capital”. Asimismo, otra importante es la demanda formulada desde el área de Geografía, en la que se pone de manifiesto “la necesidad de que las instituciones públicas tengan una mayor sensibilidad, así como un conocimiento más detallado de los impactos producidos por las políticas territoriales”.

Las conclusiones avanzadas en el día de hoy en la Casa de Colón pueden que arrojen luz sobre el lema que para el 2012 podría capitalizar el interés de la XX edición, ya que se sugiere que para la próxima convocatoria, con motivo del Centenario de la Ley de Cabildos de 1912, se realice un Seminario específico sobre el papel de los Cabildos en el Archipiélago Canario.

En la sección denominada Mujeres e Historia sus responsables han puesto de manifiesto “la escasez de trabajos que abordan el pasado de las mujeres”, por lo que instan a seguir profundizando en la historia de las mujeres, “incorporando al análisis histórico la categoría de género con el objetivo de lograr una interpretación más acertada y completa del pasado de nuestro archipiélago. Del mismo modo detectamos la necesidad de ampliar los estudios socioeconómicos de la realidad canaria aplicando la perspectiva de género, permitiendo con ello la aplicación de más y mejores medidas en pro de la igualdad”.

El interés, diversidad y complejidad transversal de los temas migratorios abordados en la sección de Historia Social también reclama según los responsables de dicha sección, “la necesidad de que la emigración se conforme como un área específica dentro de los Coloquios, profundizando de forma multidisciplinar en los movimientos de población, bienes y servicios en el Atlántico”.

En cuanto al área de Historiografía, cuyas comunicaciones se han centrado en el análisis documental, las fuentes y la archivística., los investigadores proponen “que las revistas de Historia de las islas se adecuaran a las exigencias actuales de la Normativa para su mayor presencia y valorización en los índices de calidad y en las bases de datos. Asimismo se presentaron las oportunidades y ventajas que los nuevos programas informáticos ofrecen actualmente a la Historiografía, instando a las instituciones a su aplicación para una mayor difusión de los conocimientos históricos”.

En la sección de Arte, los historiadores han propuesto para la próxima edición que se trabajen temas relacionados con la gestión cultural del Patrimonio artístico, así como que se realice una revisión de carácter historiográfico que deje constancia de la importancia que han tenido las relevantes aportaciones de los profesionales de la Historia del Arte a los Coloquios, desde 1982 hasta nuestros días.

Una de las áreas que más demandas ha planteado en las conclusiones finales es la de Arqueología, entre las que cabe señalar “el empleo de las cartas de riesgo arqueológico para la prevención de hallazgo debajo de los núcleos históricos y de las fincas agrícolas artificiales, sobre todo las construidas para los grandes cultivos de exportación, y en todo caso habilitando mecanismos de prevención en los planes de ordenación territorial”.

Igualmente solicitan “implementar más medios (con la concurrencia de distintas administraciones) en la protección del patrimonio arqueológico de la isla y, especialmente, del referido a las manifestaciones rupestres, sobre todo por el nivel de deterioro que viene sufriendo y su especial fragilidad”, y constatan “la importancia y la necesidad de protección de los “paisajes culturales”, desde la identificación de los espacios, localidades y los términos aborígenes hasta los referidos a paisajes contraído en épocas mas recientes”.

Finalmente los historiadores y arqueólogos reunidos en la Casa de Colón creen precisa “la necesidad de conseguir una mayor implicación de la sociedad en la defensa del patrimonio histórico, que pasa por estimular el reconocimiento de la sociedad en torno a determinados bienes patrimoniales como algo propio e identificador, con el fin de implementar políticas de recuperación y puesta en uso de los mismos”.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto