LA CASA DE COLÓN PROYECTA EL DÍA 17 DE JUNIO EL FILME DE PINO SOLANAS LA DIGNIDAD DE LOS NADIES, DENTRO DEL CICLO DE CINE IBEROAMERICANO

10 jun 2010

En el marco del Ciclo de Cine Iberoamericano iniciado el pasado mes de febrero impulsado por la Casa de Colón y la Asociación de Cine Vértigo bajo el nombre Colón Cínema, será proyectado el día 17 de junio, a las 20.30 horas, el quinto de los filmes incluidos en dicho programa, titulado La dignidad de los nadies, del director Pino Solanas.

Se trata de un documental argentino-suizo-brasileño de 120 minutos, presentado en 2005, que recoge un conjunto de historias y testimonios conmovedores sobre la resistencia social articulada en Argentina para hacer frente al desempleo y el hambre producidos por el modelo de la globalización padecido a principios de los noventa. Son relatos de solidaridad, pequeñas epopeyas contadas por sus protagonistas, héroes anónimos con propuestas colectivas que vencieron al desamparo, reconstruyendo la esperanza

La dignidad de los nadies se concibió a partir de la catástrofe social que la Argentina vivió a comienzos del siglo XXI, cuyo paisaje arrojaba cifras demoledoras: un 25% de desocupados y un 60% de pobres e indigentes. Argentina era capaz por ese entonces de alimentar a 300 millones de personas, mientras que en su país se morían de hambre o enfermedades curables cien personas al día. Más muertos por año que todos los desaparecidos como consecuencia del terrorismo de Estado ejercido durante los duros años de dictadura.

La tragedia empujó al director Pino Solanas, a hacer memoria contra el olvido. Los más jóvenes preguntaban qué había sucedido y aunque lo había denunciado muchas veces durante los 90, era necesario traer las imágenes de esa historia y colocarlas en su contexto. Así nacieron Memoria del Saqueo (2002/2004), un análisis de las políticas del poder, y La dignidad de los nadies, construida con relatos e historias de algunos protagonistas de la resistencia social. Una epopeya anónima y cotidiana de los traicionados de siempre: clases medias empobrecidas desocupados o piqueteros que salen a cortar rutas. Al recorrer el país y hablar con trabajadores, especialistas, productores, ciudadanos, campesinos e indígenas, fue creciendo la idea de realizar un fresco sobre el país. Una situación similar vivida décadas atrás le llevó a concebir también La Hora de los Hornos y luego Los Hijos de Fierro, dos películas –como las anteriores- también distintas e independientes entre si sobre la Argentina de entonces y sus luchas sociales; pero en su conjunto cuatro largometrajes unidos por el tema de la Argentina: de la devastación y saqueo del modelo neoliberal, a la reconstrucción y las alternativas de un nuevo proyecto capaz de recuperar los derechos conculcados y democratizar la democracia.

Solanas consideró necesario recuperar las imágenes de esa historia y ubicarlas en su contexto, a través de relatos e historias de algunos de los protagonistas de la resistencia social, entre los que figuran trabajadores, especialistas, productores, ciudadanos, campesinos e indígenas, entre otros.

Para Pino Solanas, La dignidad de los nadies no es un solo cine de testimonio, tampoco es ficción. Parte de la realidad pero utiliza procedimientos de otros géneros y al contar hechos e historias de personajes, se acerca a la ficción. “En La dignidad...  busqué fusionar géneros, acercar hechos reales al relato narrativo, usar procedimientos del documental con los de la ficción o del cine de ensayo. Su estructura narrativa es como la de un libro abierto con relatos, crónicas e historias, buscando que lo testimonial se fusione con lo poético, el ensayo con los testimonios y los personajes con la vida. La noción de los géneros se ha revertido y los límites entre la ficción y el cine documental, son difíciles de precisar. Un cine de fusión libre ayudado por las ventajas que brindan las nuevas tecnologías -pequeñas cámaras digitales y micrófonos- dando paso a una renovación formal y temática como reacción a la uniformización de los estilos y modalidades narrativas. El predominio del lenguaje televisivo y los modelos hollywoodianos han degradado la mirada y la capacidad creativa de los realizadores. Casi todos los filmes se parecen en su perfección profesional, pero sus temas y conflictos -comparados con la complejidad y riqueza que viven las personas reales- resultan cuentos mil veces contados”.

Ciclo Colón Cinema

Este filme se exhibe en el contexto del esfuerzo que la Casa de Colón y la Asociación de Cine Vértigo están realizando para desarrollar un programa de difusión y promoción de las cinematografías de América Latina,  mediante la exhibición -en un marco estrictamente cultural- de una diversidad de obras cinematográficas de todos los géneros.

Colón Cínema propone un recorrido atrevido por el cine hecho a ambos lados del Atlántico, reivindicando la mirada personal de autores de ambas orillas. En ese recorrido pretendemos contar con la complicidad del público a la hora de recuperar la figura de cineastas de capital importancia en el devenir del cine iberoamericano. Será una ventana abierta a la actualidad y a la historia, al riesgo incomprendido y al clasicismo incuestionable, pero sobre todo, al buen cine. Aún resta por exhibirse en el marco de dicho ciclo que tiene lugar en la Casa de Colón la película titulada Ciudad de Dios.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto