LA CASA DE COLÓN ORGANIZA EL TALLER ‘DÍA DE MUERTOS’ DEDICADO A MÉXICO

31 oct 2013

La Casa de Colón (c/ Colón, 1, Las Palmas de Gran Canaria) inaugura el día 2 de noviembre, el taller de creación plástica ‘Día de Muertos. ¡Qué viva México¡’ que se desarrollará durante el citado mes, orientado a un público escolar y familiar. El taller, que incluye una visita guiada a la cripta del mencionado museo americanista en la que se conserva una valiosa colección de arte precolombino, permitirá a los asistentes al mismo acercarse a otra manear de vivir la muerte, en este caso de los mexicanos, cuyo origen se sitúa en diversas culturas prehispánicas de Mesoamérica.

Las visitas escolares están orientadas a estudiantes de Primaria, ESO y Bachillerato y tendrán lugar del 4 al 29 de noviembre, de lunes a viernes, de 10.00 a 12.00 horas. Los centros escolares que deseen asistir a esta actividad deberán ponerse en contacto con el Departamento de Educación y Acción Cultural de la Casa de Colón para formalizar su inscripción

También durante el mes quedará instalado en el patio de la Casa de Colón el Altar de Muertos, una manifestación popular de gran arraigo en México con la que se celebra el Día de los Difuntos y que refleja el sincretismo del viejo y el nuevo mundo. El centro dependiente de la red de museos insulares del Cabildo grancanario ha contado en esta ocasión para organizar estos talleres con la colaboración de la Asociación Mexicana Azteca.

El Día de Muertos es una rica tradición mexicana que mezcla rituales católicos con creencias prehispánicas. La Unesco declaró en 2003 la festividad Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, entre otras valoraciones, por considerar que es una de las representaciones más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo, así como una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza entre los grupos indígenas del país.

Las fiestas indígenas dedicadas a los muertos están profundamente arraigadas en la vida cultural de los pueblos indígenas de México. Esta fusión entre ritos religiosos prehispánicos y fiestas católicas permite el acercamiento de dos universos, el de las creencias indígenas y el de una visión del mundo introducida por los europeos en el siglo XVI.

ALTAR DE MUERTOS

¿Qué significa cada uno de los elementos del altar?

El retrato del recordado sugiere el ánima que los visitará la noche del 2 de noviembre. La imagen de las ánimas del purgatorio sirve para obtener la salida del purgatorio del alma de nuestro difunto por si acaso se encontrara ahí.

Los cirios, sobre todo si son morados, son señal de duelo.

La cruz pequeña se pone por si el ánima se encontraba en el purgatorio, ayudándolo a salir de ahí para continuar su viaje.

Las calaveras de azúcar, medianas en el nivel superior, son alusión a la muerte, siempre presente.

Los cuatro cirios en cruz representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa.

Las tres calaveras pequeñas y en un nivel bajo, son dedicadas a la Santísima Trinidad, y la grande en el mismo nivel, al Padre Eterno.

El agua en la jarra es para que se moje los labios resecos por el largo viaje desde el más allá.

El licor, tequila preferiblemente, es para que recuerde los grandes acontecimientos agradables durante su vida y decida visitar a los vivos.

El copal o incienso sirve para que su humo limpie el lugar de malos espíritus y así pueda entrar el ánima a su casa sin ningún peligro.

La comida tiene por objeto deleitar al ánima que nos visita.

La cruz grande de ceniza sirve para que al llegar el ánima hasta el altar pueda expiar sus culpas pendientes.

Las flores sirven para adornar y aromatizar el lugar durante el tiempo que esté presente el ánima.

www.casadecolon.com

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto