LA CASA DE COLÓN OFRECE EL JUEVES 22 DE JULIO EL FILME 'CIUDAD DE DIOS' DENTRO DEL CICLO DE CINE IBEROAMERICANO

12 jul 2010

Con la proyección el 22 de julio de la película Ciudad de Dios (Cidade de Deus), del director Fernando Meirelles tiene lugar la sexta entrega cinematográfica en el actual Ciclo de Cine Iberoamericano iniciado el pasado mes de febrero por la Casa de Colón y la Asociación de Cine Vértigo bajo el nombre Colón Cínema. El pase tendrá lugar a las 20.30 horas, como en los anteriores filmes y la entrada es gratuita.

Basado en hechos reales, este largometraje, sexto de los filmes exhibidos durante el ciclo, narra la vida de varias personas que habitan en la peligrosa favela de Rio de Janeiro llamada Cidade de Deus (Ciudad de Dios), entre los años sesenta y ochenta; tiempo del crecimiento del crimen organizado en los suburbios, sumidos en la ley de la miseria, el tráfico de drogas y la violencia.

Uno de ellos, Buscapé, se convierte en el hilo conductor de una historia que avanza y retrocede a ritmo vertiginoso, contando la vida de aquellos niños que como él jugaban en las calles de la favela y de cómo sus destinos tomaron direcciones tan dispares. La selección de esta película brasileña por la Asociación de Cine Vértigo, deja claro su deseo de proyectar un cine de verdadero reflejo de la realidad en Iberoamérica. Las cinco películas emitidas desde febrero, enlazan con este mismo propósito.
El relato transcurre en tres momentos diferenciados:
FINALES DE LOS 60: “Buscapé” tiene 11 años y es sólo un niño más en Cidade de Deus, un suburbio de Río de Janeiro. Tímido y delicado, observa a los niños duros de su barrio, sus robos, sus peleas, sus enfrentamientos diarios con la policía. Ya sabe lo que quiere ser si consigue sobrevivir: fotógrafo. “Dadinho”, un niño de su misma edad, se traslada al barrio. Sueña con ser el criminal más peligroso de Río de Janeiro y empieza su aprendizaje haciendo recados para los delincuentes locales. Admira a “Cabeleira” y su pandilla, que se dedica a atracar los camiones del gas y hacen otros pequeños robos armados. “Cabeleira” da a “Dadinho” la oportunidad de cometer su primer asesinato. El primero de muchos.
LOS AÑOS 70: “Buscapé” sigue estudiando, trabaja de vez en cuando, y camina por la estrecha frontera que separa el crimen de la vida “honesta”. Dadinho ya tiene una pequeña pandilla y grandes ambiciones. Cuando descubre que el tráfico de cocaína es muchísimo más rentable que el robo se pone a reorganizar su negocio, que pronto florece.
PRINCIPIOS DE LOS 80: Tras unos intentos de robo fallidos, “Buscapé” finalmente consigue una cámara y así hace realidad el sueño de su infancia. “Dadinho” también ha hecho realidad su sueño: a los 18 años es conocido como “Zé Pequeno”, el narcotraficante más temido y respetado de Río. Su palabra es ley en Cidade de Deus. Rodeado por sus amigos de la infancia y protegido por un ejército de niños de entre 9 y 14 años, nadie le disputa el poder. Hasta que aparece “Manu Galinha”. Un cobrador de autobús que fue testigo de la violación de su novia, decide vengarse matando a “Zé Pequeno”. Empieza a correr la noticia y casi de la noche a la mañana un grupo de niños con la misma idea forma un ejército armado. Estalla la guerra en Cidade de Deus. (Fuente: FILMAFFINITY).

Colón Cínema

Este filme se exhibe en el contexto del esfuerzo que la Casa de Colón y la Asociación de Cine Vértigo están realizando para desarrollar un programa de difusión y promoción de las cinematografías de América Latina,  mediante la exhibición -en un marco estrictamente cultural- de una diversidad de obras cinematográficas de todos los géneros.

Colón Cínema propone un recorrido atrevido por el cine hecho a ambos lados del Atlántico, reivindicando la mirada personal de autores de ambas orillas. En ese recorrido pretendemos contar con la complicidad del público a la hora de recuperar la figura de cineastas de capital importancia en el devenir del cine iberoamericano. Es una ventana abierta a la actualidad y a la historia, al riesgo incomprendido y al clasicismo incuestionable, pero sobre todo, al buen cine.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
Documentos