LA CASA DE COLÓN DESCUBRE PARTE DE LAS VALIOSAS OBRAS PICTÓRICAS ADQUIRIDAS Y RESTAURADAS EN LOS ÚLTIMOS SIETE AÑOS EN LA EXPOSICIÓN “ATESORANDO PATRIMONIO I"

09 dic 2009

La Casa de Colón inaugura el día 10 de diciembre, a las 20.30 horas, la muestra Atesorando Patrimonio I, una interesante exposición que da cuenta de los ricos y valiosos fondos artísticos que se conservan y se han ido adquiriendo en el mencionado centro americanista dependiente de la red de museos insulares del Cabildo grancanario, a partir de los criterios establecidos para el cumplimiento de sus funciones como centro depositario de patrimonio.

La citada exposición que permanecerá abierta hasta el 31 de enero del año venidero, reúne una significada selección de cuadros que han sido adquiridos por dicha institución en los últimos siete años, y que se han venido sumando desde 2002 a la notable colección de dicho museo, que constituye una de las más consideradas e imprescindibles en Canarias dedicadas a las bellas artes.

Atesorando Patrimonio I descubre al público en esta primera entrega exclusivamente obras pictóricas, reservando para una próxima entrega, la escultura, cartografía, grabado, fotografía y otros objetos de incuestionable valor histórico. La exposición está integrada por un total de 21 piezas, desde retratos a paisajes, pasando por escenas costumbristas o de iconografía religiosa. Una amplia nómina de artistas fundamentales en la historia del Arte Canario articulan el discurso de la muestra: José Rodríguez de La Oliva, Manuel González Méndez, Nicolás Massieu y Falcón, con un inédito retrato de Alfonso XIII, Juan Carló, Francisco Suárez León, Tomás Gómez Bosch, a los que se añaden otros relevantes -de los que el Cabildo grancanario no poseía ninguna obra-, como Nicolás Alfaro, Cirilo Truilhé, Valentín Sanz y Gregorio Toledo. Junto a ellos, otros menos conocidos como Agustín Bautista Miranda, Rafael Larena-Avellaneda o Felipe Poggi Borsotto.

En la exposición Atesorando Patrimonio I de la Casa de Colón, llama la atención un importante lienzo, Santa María la Mayor, de la Escuela Andaluza y dos escenas de cacería, todas ellas fechadas en el siglo XVII. Una docena de cuadros de la muestra no se habían exhibido nunca antes. Algunos de ellos son incluso inéditos, como el caso de una pieza de Nicolás Massieu Falcón, que se encontraba en Argentina. Este retrato de Alfonso XIII niño, ha permanecido más de cien años en Buenos Aires, en el seno de una familia canaria emigrante. Regalada por el propio artista en prueba de amistad, en 1905 viajó a Argentina, motivo por el cual los especialistas desconocían su existencia.

 Siete obras también han sufrido una completa y delicada operación de restauración tras ser adquiridas. En algún caso, como la Virgen Santa María la Mayor, la obra se encontraba en pésimo estado de conservación, contribuyendo la adquisición a su recuperación y conservación. Por otra parte también cabe destacar un lienzo de gran formato denominado Las travesuras… de Rafael Larena Avellaneda, cuya adquisición se estableció a partir del criterio de intentar recuperar a un autor grancanario muy poco conocido.

La colección de la Casa de Colón alberga entre sus fondos artísticos, obras que abarcan desde finales del siglo XV hasta los inicios del XX, incluyendo, además de las de propiedad del Cabildo de Gran Canaria, de procedencia fundamentalmente canaria, americana y peninsular, otras depositadas por instituciones como el Museo Nacional del Prado o por propietarios privados. Se trata pues, de la única colección permanente de carácter histórico en la isla de Gran Canaria, que hasta la actualidad ha ejercido de Museo de Bellas Artes.

Parte de esos fondos son el resultado de una política de adquisiciones patrimoniales que facilita la obtención de obras significativas para la cultura insular. Esta política se sustenta en diversos criterios y prioridades: ámbito cronológico; autores e iconografías referenciales para una época, que dan unidad al fondo cubriendo ausencias artísticas o temáticas que son de interés para el discurso museográfico; aquellas que son importantes por su aportación a la historia, su contribución a nuestra formación y porque reflejan nuestra identidad cultural.

Atesorando Patrimonio I puede visitarse en la Casa de Colón de lunes a viernes, de 9.00 a 15.00 horas, y 19.00 a 21.00 horas. Los sábados, de 10.00 a 18.00 horas, y los domingos y festivos, de 10.00 a 15.00 horas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto