ENTREVISTA A CÉZAR TEXEIRA: “EXISTEN MUY POCOS ESTUDIOS COMPARATIVOS QUE RELACIONEN A LAS CIUDADES ATLÁNTICAS”

22 oct 2010

El profesor brasileño de la Universidad Federal Fluminense, Cézar Texeira, estima que las ciudades atlánticas están marcadas por una impronta histórica que las determina e interpela continuamente como espacios de civilización y cultura abiertos y permeables. Según Texeira existen muy pocos estudios comparativos que relacionen a las ciudades atlánticas, cuya existencia, identidad  y desarrollo histórico guardan muchos aspectos en común. “Las relaciones entre puerto y ciudad de Las Palmas de Gran Canaria son muy cercanas y próximas a las de las ciudades americanas”, señala el historiador brasileño.

Texeira señala que su objetivo es “explorar el concepto de la comunidad de los puertos, que ha estado creciendo entre los expertos del tema, la búsqueda de su pertenencia y la evidencia de la identidad y la diferenciación entre las ciudades-puertos del Atlántico, especialmente en el puerto de Las Palmas”. En su intervención denominada Río de Janeiro: puertos, negocio y la ciudad, se detiene en la ocupación del territorio que se produce tras la reconstrucción de la región. “En particular, en materia de vivienda asequible en la zona portuaria y las hipótesis relativas al tema de la inclusión/exclusión geográfica y social, en un contexto que implica a importantes reformas urbanas presenciado por la ciudad de Río, y fundamentada en las reformas de Pereira Passos y Rodrigues Alves acometidas entre 1906 y 1910”.

El historiador brasileño no elude conversar sobre la realidad presente de su país, que se ha convertido en una potencia en el contexto internacional, liderado por un jefe de estado que pasó de vivir en una favela a trabajar como obrero metalúrgico y más tarde a representar la mayor fuerza de izquierdas de Sudamérica. “La transformación que ha experimentado Brasil en los últimos años es impresionante. Lula encaró los graves problemas económicos y sociales del país. Hoy, la economía de Brasil se sitúa entre las cinco o seis más sólidas y desarrolladas del mundo. Aún quedan retos y desafíos en los que seguir avanzando, como es la pobreza social de muchos sectores de la población, la violencia y la precariedad de la vivienda”, dice.  “La violencia se ha vuelto un problema acuciante en algunas ciudades de Brasil. Se han impulsado políticas públicas de reconversión urbana en muchos barrios, y no es una casualidad que los mayores índices de violencia e inseguridad lo padezcan los barrios precarios brasileños.

Lejos de lo que muchos puedan pensar, la sobredimensión poblacional de Brasil no es ahora un problema, ya que en las dos últimas décadas el crecimiento se ha estancado y ahora el gobierno se enfrenta al progresivo envejecimiento de su población y la quiebra de la tasa de natalidad. Las migraciones interiores de los últimos treinta años han cesado. “El problema es que la ciudad hoy se ha convertido en una región metropolitana muy extensa y no poseen las infraestructuras necesarias para atender las demandas de sus ciudadanos. El problema hoy es la integración de los barrios populares  con la ciudad noble y formal. Hay ciudades en Brasil en donde los poderes públicos no acceden si no es acompañados de la policía”.

Para Texeira “el tema de la violencia, el narcotráfico y el tráfico de armas es general en buena parte de Latinoamérica. México, Colombia o Venezuela son otros ejemplos significativos”, añade. “la etapa de Lula da Silva ha sido la de un avance de Gobierno posible. Se planteó la necesidad de negociación con los conservadores sin visiones radicales, y se transformaron muchos aspectos aunque no tantos como muchos hubieran deseado. Se ha generado empleo y se han reactivado y consolidado las relaciones internacionales. Lula no apostó por la confrontación y le ha salido bien su estrategia. Al margen de las personas políticas, su moderación y capacidad de disminuir los conflictos ha sido una virtud de su gobierno”, explica. “uno de los avances que más valoro es el propiciado en el sector de la Educación, con la inversión económica y la ampliación de la red de universidades públicas, complementando el impulso que durante el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso recibió la enseñanza privada en Brasil”.

Finalmente, su percepción de los Coloquios de Historia Canario-Americana que organiza la Casa de Colón no puede ser más satisfactoria. “Sólo conozco esta experiencia como modelo de intercambio y estudio de la ligazón entre América, España y Canarias. La calidad de los trabajos presentados es primorosa y original. También son importantes porque señalan a Canarias como un polo de atracción y referencia de estudios de la relación de España con Latinoamérica”.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto