EL CABILDO PUBLICA UNA ACTUALIZACIÓN SOBRE LA CONQUISTA DE GRAN CANARIA DEL HISTORIADOR MANUEL LOBO

18 dic 2012

Este miércoles, 19 de diciembre, a las 20.00 horas, en la Casa de Colón (c/ Colón, 1, Las Palmas de Gran Canaria) se presenta el libro “La conquista de Gran Canaria (1478-1483)”, del catedrático de Historia Manuel Lobo. En esta nueva aportación, Lobo revisa los episodios bélicos ocurridos en la isla durante los cinco años que duró la campaña militar que se saldaría con la incorporación de Gran Canaria a la Corona de Castilla.

La presentación de este nuevo volumen publicado por el Departamento de Ediciones de la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario, que dirige Larry Álvarez, correrá a cargo del propio consejero y de Fernando Bruquetas, catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

La conquista de Gran Canaria es el acontecimiento histórico del siglo XV que más información ha deparado sobre la acción bélica desarrollada en Canarias durante su proceso colonizador. Manuel Lobo ha acopiado documentos impresos y fuentes narrativas cuyo origen se remonta casi al momento en que las primeras expediciones llegan a la isla, para realizar este nuevo estudio, de algo más de 200 páginas y estructurado en siete capítulos.

Lobo insiste en que seguimos “sin tener acceso, puesto que sigue sin aparecer, a  la primera y única crónica original de la conquista”, de la que conocemos copias y extractos de los siglos XVI y XVII cuyos autores modifican el contenido primigenio inédito en función de sus intereses. El catedrático y autor de “La Conquista de Gran Canaria” señala que el contenido de los sucesivos textos históricos, desde los compilados por Morales Padrón a los de Francisco López de Ulloa, pasando por Alonso de Palencia, Andrés Bernáldez o Diego de Valera, entre otros, ha tenido su continuidad e incluso inspiración en los relatos que abarcan desde fines del siglo XVI hasta el XIX, que recoge la pluma de algunos conocidos historiadores de nuestro pasado como Abreu, Viera y Clavijo, Millares Torres o Chil y Naranjo.

A todos ellos se han sumado las aportaciones de Bonnet, Serra Rafols, Rumeu de Armas, Aznar Vallejo y Fernández Armesto, autores que a lo largo del último siglo han añadido al significado de la empresa conquistadora otros aspectos.

Como apunta Manuel Lobo, “hay que tener en cuenta que el hecho de la conquista se circunscribe a una serie de años muy concretos, 1478-1483, pero no debemos olvidar que para hacer realidad la misma, hubieron de pasar no solo años, sino siglos. Por lo tanto, había que situar cómo se fue gestando el largo proceso que desencadenó la anexión de Gran canaria a la Corona de Castilla, aportando los nombres de algunos protagonistas olvidados que fueron conquistadores y posteriormente se quedaron en la Isla, y otros que figuran en distintas informaciones donde rezan como testigos de la gesta”.

“Con toda esa urdimbre hemos intentado conformar el cuadro de todo lo que aconteció hasta que la isla de Gran Canaria quedó anexionada a la Corona castellana, pero siendo conscientes de que el texto primitivo, el de la sucesión de los hechos de la conquista, que Millares Carló considera favorable a la actuación del capitán Juan Rejón, sigue estando perdido entre los anaqueles de alguna biblioteca”, explica el autor. De este texto primitivo, el profesor Lobo dice: “Conocemos al autor y el título, pero a su contenido seguimos sin tener acceso”.

Lobo Cabrera está convencido de que el primero y auténtico cronista de la conquista de Gran Canaria fue Pedro de Arguello. Aragonés, nacido en torno a 1458-1459 y muerto en Gran Canaria en 1530, participó en la conquista de la isla como escribano, obteniendo como recompensa repartimientos y cargos públicos, entre ellos el de alcalde de Gáldar, ciudad en la que mantuvo estrecha relación con las familias de indígenas descendientes de la nobleza canaria.

La crónica de Arguello lleva por título “Crónica de las islas de Canaria en que se refiere como se ganaron de los naturales de ellas, por Pedro de Argüello, primer escribano de su conquista, y enmendada por el bachiller Hernando Ortiz, en el año 1526.” “Se estima que estaba escrita en latín y, por el título, cabría pensar en una crónica general de todas las islas. En el título de la misma, Arguello figura como escribano de la conquista, lo que hace suponer que vino como tal en la expedición de Juan Rejón. La crónica aparece citada por primera vez en el Catálogo de manuscritos anteriores al año 1600, pero se encuentra en paradero desconocido”, concluye Lobo Cabrera.

El catedrático ha ganado dos premios convocados por el cabildo grancanario: el Premio de erudición Viera y Clavijo (1980) y el de investigación Canarias-América (1992). Asiduo asistente, desde los inicios del evento, a los Coloquios de Historia Canario-Americana de la Casa de Colón, como ponente y como coordinador de mesas, aulas y seminarios, se ha especializado fundamentalmente en Historia de Canarias, Historia de los Sistemas Económicos, Historia de la Expansión Atlántica, Historia de América, Historia Marítima y de la Navegación. Manuel Lobo ha publicado numerosos libros y fue rector de la ULPGC, además de ser académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, de la Academia de Buenas Letras de Sevilla y académico de número de la Academia Canaria de la Lengua.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto