La Casa de Colón proyecta la película documental del director chileno Patricio Guzmán, 'Nostalgia de la luz'

28 ene 2014

Con la proyección del filme documental ‘Nostalgia de la luz', dirigido hace cuatro años por Patricio Guzmán, se reinicia este jueves, 30 de enero, a las 20.00 horas, en la Casa de Colón, el ciclo cinematográfico ‘Colón Cinema', que promueve el centro americanista en colaboración con la Asociación de Cine Vértigo.

‘Nostalgia de la luz' es un filme coproducido por España, Alemania, Francia y Chile en 2010. La película de Guzmán nos habla de la distancia entre el cielo y la tierra, entre la luz y los seres humanos y las misteriosas idas y vueltas que se crean entre ellos. La película narra la experiencia de unos astrónomos venidos de todo el mundo que se reúnen a tres mil metros de altura en el desierto de Atacama, en el Norte de Chile, para observar las estrellas. En ese lugar mágico la transparencia del cielo permite ver hasta los confines del universo. Abajo, la sequedad del suelo preserva los restos humanos intactos para siempre: momias, exploradores, mineros, indígenas y osamentas de los prisioneros políticos de la dictadura de Pinochet. Mientras los astrónomos buscan la vida extraterrestre, un grupo de mujeres, como Victoria y Violeta, remueve desde hace 28 años las piedras en busca de sus familiares.

En el filme de Guzmán se cruzan diversos personajes como Lautaro, el viejo arqueólogo que se conoce el desierto como la palma de su mano y que, impresionado por el drama de los desaparecidos, enseñó a las mujeres buscadoras el arte de excavar, o Gaspar, que nació después del golpe militar y se formó como joven astrónomo estudiando las galaxias que le abrieron los ojos para analizar el pasado reciente de su país. También Miguel, que sobrevivió a cinco campos de concentración y guardó en su memoria todas las cárceles donde estuvo encerrado, o Valentina, que a pesar de ser hija de desaparecidos, observando el cielo, sabe que la materia de las estrellas es la misma materia de sus padres.

‘Nostalgia de la luz' es una película de alto voltaje poético y visual. Patricio Guzmán, conocido por sus documentales sobre el Chile de Allende y la dictadura de Pinochet (1973-1988), propone una fascinante meditación sobre la memoria mezclando el tiempo del universo con la historia humana. Rodada en el desierto de Atacama, considerado un enorme espacio intemporal compuesto de sal y viento en el que hay aldeas construidas hace mil años, nos avanza el poder que tiene para el ser humano la memoria, instrumento sin que el ser humano no sería nadie, un objeto sin palpitaciones, sin un antes y un después. Detrás de dieciocho años de dictadura, Chile ha recuperado la democracia. Sin embargo, el precio ha sido muy alto: muchos perdieron sus amigos, sus familias, sus casas, sus escuelas, sus universidades. Otros perdieron su memoria tal vez para siempre.

La película tiene un largo reconocimiento de premios internacionales. Este filme no es solamente la obra maestra de Guzmán, es uno de los más bellos ensayos cinematográficos que hemos visto desde hace mucho tiempo. Su complejo discurso está tejido con la más sencilla simplicidad y en la que se observan tres niveles: las consideraciones sobre la búsqueda astronómica, una arqueología de cimientos indianos y una memoria de la dictadura.

Patricio Guzmán, que se exilió tras el golpe militar de Pinochet en 1973, debutó en el campo del documental con El primer año (1971). Su trilogía La batalla de Chile (1975-1979) tuvo una amplia repercusión internacional. Sus filmografía también incluye: En nombre de Dios (1987), La Cruz del Sur (1992), Pueblo en vilo (1995), Chile, la memoria obstinada (1997), La isla de Robinson Crusoe (1999), El caso Pinochet (2001), Madrid (2002), Salvador Allende (2004) y Mi Julio Verne (2005). 

COLÓN CINEMA. El ciclo propone desde hace dos años un programa de difusión y promoción de las cinematografías de América Latina mediante la exhibición –en un marco estrictamente cultural- de diversas obras, de todos los géneros, en un rico  recorrido por el cine hecho a ambos lados del Atlántico.

En este recorrido, la Casa de Colón y la Asociación de Cine Vértigo pretenden contar con la complicidad del público a la hora de recuperar la figura de cineastas de capital importancia en el devenir del cine iberoamericano, y que las proyecciones sean una ventana abierta a la actualidad y la historia, al riesgo incomprendido y al clasicismo incuestionable, pero, sobre todo, al buen cine.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto